Por Omar Iglesias

Este collage es intencionalmente sencillo y directo, sin elementos distractores. El jardín que muestro es uno totalmente abandonado y olvidado. Nadie lo cuida, los nutrientes los ha tomado de un cuerpo también abandonado y olvidado hace ya mucho tiempo.
El cuerpo es, entonces, parte de ese jardín.

“Esa era mi idea, al menos: un cadáver en un jardín que se ha servido de él para hacer florecer sus plantas, crecer su hierba y germinar sus semillas.”

Categorías: JARDÍN

0 comentarios

Deja una respuesta

Marcador de posición del avatar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.