Por Paula Motoso
Fotografía, Monica Saavedra
Actriz, Marina Medeiros

Jaques Lecoq (París 1921-1999), llego al mundo del teatro por el deporte, fue descubriendo
poco a poco, por algunos de sus profesores, esta correlación entre ambas disciplinas. Por eso
su pedagogía parte de esos años como atleta y de ese trabajo que realizó con el cuerpo.


“Solo el cuerpo comprometido en el trabajo puede sentir verdaderamente la exactitud de un
movimiento, la precisión de un gesto y la evidencia de un espacio.”


El Cuerpo poético, libro sobre su vida, su carrera y su pedagogía, traducido al castellano por
Maria del Mar Navarro, (discípula de Lecoq, actriz, profesora y directora de movimiento.) Es un
claro viaje para entender el cómo y el porqué. Ya que no solo crea actores y actrices para la
actuación, sino artistas completos a los que les ofrece todas las herramientas para poder crear,
dirigir y escribir sus propias historias. Como ejemplo curioso, no solamente son numerosos los
actores y actrices que recurren a su escuela, sino también autoras, directores de escena,
escenógrafas, arquitectos, educadoras, psicólogos… Es un método que nace desde el cuerpo
para llegar a la emoción y luego a la palabra. De hecho se desmarca de la idea de que existe
una diferencia entre el Teatro gestual y el Teatro de texto. Se adentra en un Teatro donde
conviven ambos y donde se abarcan diferentes estilos dramáticos y diversas formas de
escritura escénica.


“El movimiento del cuerpo en el espacio, es de orden puramente abstracto”.


Lecoq, amante de las máscaras, muy conocida en el mundo del teatro su máscara neutra y sus
ejercicios relacionados con esta, ha hecho que elija para acompañarme mientras hablo de él,
estás imágenes de la fotógrafa Mónica Saavedra junto a la actriz Marina Medeiros, (discípulo
de Maria del Mar Navarro) porque refleja a la perfección la utilización del cuerpo y da un
significado diferente a la “nueva máscara” a la que, desde 2020, nos enfrentamos. El cuerpo,
siempre se reinventa para sobrevivir y muchas veces, como en el teatro, una imagen vale más
que mil palabras.


Como actriz y discípula de Maria del Mar Navarro, la cual tiene una escuela en Madrid donde
enseña esta pedagogía junto al actor y músico Andrés Hernández. He podido comprobar, en mí
y en quienes me acompañaron, lo útil que ha sido esta pedagogía para nuestra profesión, pero
sobre todo hemos sido testigos de un antes y un después con nuestros cuerpos, que no
volverán a ser los mismos despues de ese viaje.

Categorías: CUERPO

0 comentarios

Deja una respuesta

Marcador de posición del avatar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *