Por Ana P. Echavarría

Maam bu Jiguén (Abuela). 2018 | Paula Anta

A lo largo de una zona del litoral de Senegal se alzan unas extrañas esculturas hechas de redes de pesca, troncos, plásticos y otros objetos que el mar ha devuelto a tierra firme. Paula Anta explora en Khamekaye estas figuras, las formas a las que nos recuerdan y aquello que transmiten. La exposición se puede disfrutar de manera gratuita en La Fragua Tabacalera hasta el 17 de octubre.

Los restos que retrata Anta son sólo una pequeña parte de la enorme contaminación que sufren las aguas por culpa del ser humano. Isabel Muñoz es una fotógrafa especialmente comprometida con el cambio climático y la salud de los océanos. Este es el tema central de su exposición Somos Agua en el marco de PhotoEspaña, certamen que le ha galardonado este año con su máximo reconocimiento. La Sala Pardo Bazán del Museo Lázaro Galdiano acoge esta serie fotográfica hasta el 29 de agosto.

Unas de las especies más afectadas por la contaminación son los arrecifes de coral. La
artista suiza Claudia Comte siempre ha sentido fascinación por ellos y por esa razón ha
querido homenajearlos con diversas esculturas de madera endémica de Jamaica talladas
con motosierra. La creadora quiere resaltar la importancia de las barreras de coral en
After Nature, hasta el 22 de agosto en el Museo Nacional Thyssen-Bornemisza.

Por todo ello es importante tomar conciencia sobre nuestra relación con el entorno y la
importancia del medioambiente. Con ese objetivo la artista Amparo Sard ha creado
Rompiendo el mar, una instalación site-specific (es decir, diseñada para un espacio
concreto) situada en la Sala de las Bóvedas del Centro Cultural Conde Duque y que se
podrá visitar hasta el 18 de julio.

Categorías: AGUA

0 comentarios

Deja una respuesta

Marcador de posición del avatar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *