Tengamos fe en que todo o nada volverá a ser lo que era.
Mientras dejamos que actúe el azar, construyamos y asentemos confianza en nosotros y nosotras, sólo así podremos ser fuertes en la fragilidad de la circunstancia.
Categorías: Fe

0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *