«Si viene el día y me ve la mente así tan desnuda
Regresando a mi cuerpo tendido en el lecho
Toma esta flor
Toma esta flor
Que te traigo de la noche de mi cerebro».

Desconocidx

Se dice que la oscuridad es el origen, espacio primigenio en el que el caos y
nosotros nacemos. Después se hace la luz y llega la sombra. Así pues, a
menudo, nuestra tendencia al dualismo y las concepciones maniqueas en las que se enraiza nuestra sociedad, nos hacen contraponer la luz y la oscuridad, como si dos fuerzas ajenas se pelearan en una batalla sin fin. Se asocia inconscientemente la luz a Dios, a lo bueno, a lo racional y la oscuridad a lo maligno, peligroso, aquello irracional.

«Solo materia de sombras,
criaturas de la noche,
nubes espectrales, seres
dolorosamente informes,
(…)»
José Hierro

Sin embargo, luz y sombra siempre han sido parte de un todo, como nosotros. El equilibrio como en todas las cosas es la clave, nada es malo per se. De la luz no os voy a hablar hoy, pero sí de lo oscuro.

«La noche es muy oscura
y no se acaba nunca
y yo soy muy pequeña
y estoy muy delgadita»
.
Elena Garro

La oscuridad y la sombra se entrelazan en el inconsciente colectivo a ideas
tales como la noche, lo desconocido, lo oculto y lo confuso, pues desde
pequeños se nos han enseñado que es algo a lo que temer. En general,
tendemos a evitar aquello que no podemos controlar o que se aleje de lo
racional. Pero esto es negar parte de la esencia humana, crear una escisión en la naturaleza que nos compone.

«el otro día se apagaron las luces del metro en el que volvía a casa y por un par de segundos fui transportada en la oscuridad. hubo gritos ahogados y creo que muchos de los pasajeros tuvimos miedo. un miedo que en realidad ya estaba ahí, pero que las luces, el ruido, la aparente normalidad lo disfraza todo el tiempo. la oscuridad lo iluminó». Amalia Flores

A veces, necesitamos de ese refugio para que la oscuridad nos ilumine, y es
que, no podemos hacer frente a aquello que tememos, sino trabajamos nuestra sombra y esta nos va a acompañar hasta que nos dejemos ser, hasta que nos curemos.

“Cuando pienso que te huyes, negra sombra que me asombras, al pie de mis
cabezales, tornas haciéndome mofa. Si imagino que te has ido, en el mismo sol te asomas, y eres la estrella que brilla, y eres el viento que sopla.

Si cantan, tú eres quien cantas, si lloran, tú eres quien llora, y eres murmullo del río y eres la noche y la aurora. En todo estás y eres todo, para mí en mí misma moras, nunca me abandonarás, sombra que siempre me asombras.” -Rosalía de Castro

En la noche es cuando podemos ser sin las obligaciones del mañana, sin la
presión constante por trabajar, ser productivos, crear, movernos y contenernos. Por eso, se considera que es puramente emocional ¿nunca habéis sentido que en la noche pasan cosas excepcionales, que se habla de otra manera?

«¡Oh noches de locura!
Si estuviera contigo
serían esas noches
nuestro gozo sin fin (…) »
.
Emily Dickinson

Es por eso que la noche es también el espacio de los amantes, del amor y la
pasión. Momento en el que podemos ser y encontrarnos, tanto unos a con los otros como a nosotros mismos, así como a nuestra verdad.

«El día es lobreguez enmascarada de claridad;
la noche interior, cuya Luz ilumina
las recónditas cavernas del corazón
no es sino día verdadero,
donde se manifiesta la Verdad».

Fragmento de Noche luminosa de Seyyed Hossein Nasr

La poesía actúa de manera similar, al hablar de lo personal, de lo subjetivo, de las cosas inconscientes, nos permite utilizar las palabras para encontrar un refugio necesario en esta exigencia luminosa. Nos permite explorar lo que sentimos y dejarnos ser, conectar en definitiva.

«Confía en mí. Esta oscuridad
es un lugar al que puedes entrar y sentirte
tan seguro como en cualquier otra parte;
puedes poner un pie delante del otro
y creer a los lados de tus ojos.
Memorízalo. Lo sabrás
de nuevo cuando te corresponda.
Cuando la apariencia de las cosas te haya abandonado,
todavía tendrás esta oscuridad.
Algo propio que puedes llevar contigo».

Fragmento de Luna Nueva de Margaret Atwood.

Categorías: Oscuridad

0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *